Avistan a estudiante de Medicina con la gabacha puesta en la cima del Everest

Fue descubierto gracias a la imagen de un mapeo satelital captada desde la Estación Espacial Internacional

Honduras Today - Estudiante Medicina - Everest Página
El "quintillo", luciendo a 8,848 metros de altura su impoluta gabacha.

Katmandú, Nepal.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, informó esta mañana del avistamiento de un estudiante hondureño de la Facultad de Medicina en la cima del monte Everest, vistiendo una gabacha y portando un estetoscopio como herramienta única de supervivencia. «Nuestros satélites espías los habían visto con la dichosa gabachita en centros comerciales, cines e incluso en estadios de fútbol, pero jamás aquí, a 8,848 metros de altura en la montaña más alta del mundo», dijo sorprendido Jim Bridenstine, director de la NASA.

Al ser preguntado por un corresponsal de Honduras Today, Bridenstine sugirió la posibilidad de que «su subida hasta ese punto quizás obedezca a la imperiosa necesidad de lucir su gabacha en territorios inexplorados. Ahora hasta los nativos del Himalaya saben que estudia Medicina», dijo en referencia al valiente e intrépido futuro galeno.

Luego del respectivo mapeo y análisis topográfico de la zona, un equipo de salvamento del Gobierno nepalí ascendió para rescatarlo. Al llegar a la cima el joven los recibió al grito de «¡Estoy hasta los huevos de hacer turno, quiero dormir!» y de inmediato se identificó como «quintillo», según el relato de uno de los rescatistas. «Dijo que así le llaman sus compañeros de hospital», detalló, sin dar más detalles.

El quintillo fue trasladado instantes después desde Katmandú, capital de Nepal, hasta el aeropuerto de San Pedro Sula, y de ahí directamente al Hospital Mario Catarino Rivas, donde el equipo de investigación de Honduras Today que le dio seguimiento al caso pudo saber que turnará de ocho de la noche a cuatro de la tarde ininterrumpidamente incluso en Semana Santa.

El contenido que ofrece Honduras Today es 100% ficción. Por tanto, lo que se diga de los personajes, las marcas y las instituciones referidas en sus artículos no se corresponde con la realidad.