Como regalo de aniversario, Partido Nacional promete a sus correligionarios un incremento del pago, que pasará de 50 a 100 lempiras

La promesa no incluye un “extra” de mostaza en los sándwiches, como demandaban algunos activistas

Partido Nacional Aniversario
Nacionalistas celebrando el aumento a cien lempiras

Tegucigalpa, M.D.C.

En el marco de la celebración del 117 aniversario de fundación del Partido Nacional de Honduras (PNH), los grandes líderes de este instituto político prometieron a sus correligionarios un aumento más que significativo del 100% en el pago de bonos por asistir a sus concentraciones. Es decir, quien a partir de ahora acuda a cualquier convención nacionalista cobrará 100 lempiras y no 50, como venía siendo costumbre en los últimos años.

La promesa, sin embargo, no convenció del todo a los sectores más conservadores del nacionalismo, que exigían una dosis adicional de mostaza en los bocadillos. “Nada les costaba echarle un chorrito más a esas vainas. Y ya de paso también algún fresquito, porque tragarse eso en seco es no tenerle mucho amor a la vida, mi líder”, lamentaba Jorge Leiva, desde la sede del Partido en Cantarranas, Olancho.

Otros sectores del cachurequismo especulaban con la posibilidad de que la negativa de agregar más mostaza a los emparedados podría obedecer a una petición expresa de la diputada Welsy Vásquez, con el fin de abastecer su despensa con ese insumo. “Esa doña no crea usted que tiene esos cachetes por gusto; le aseguro yo que se harta más mostaza que tortillas”, se quejó Manuel Cárdenas, miembro del Partido desde 1986.

No obstante, los caudillos del PNH pedían paciencia a sus incondicionales, ya que la promesa “puede tardar un poquito en hacerse realidad”, según reconoció Reinaldo Sánchez, presidente del Partido. “Aquí el que se enoja pierde, así que relájense un poquito porque nosotros vamos a estar en el poder hasta que ‘la Pichu’ vuelva a echarse marido”, les arengó.

El contenido que ofrece Honduras Today es 100% ficción. Por tanto, lo que se diga de los personajes, las marcas y las instituciones referidas en sus artículos no se corresponde con la realidad.