Farmacias Kielsa planea abrir otro establecimiento, pero teme volverse demasiado comercial

Los responsables de la empresa planean ir casa por casa para preguntar si quisieran un nuevo local

Avenida Junior lleno de Kielsas
Imagen de la avenida Junior en San Pedro Sula, donde el último censo reveló que hay más farmacias Kielsa que habitantes

San Pedro Sula. Redacción.

“Pasar de 350,872 locales a 350,873 hará pensar a la gente que somos una cadena”, reconocían hoy los responsables de farmacias Kielsa, una empresa que siempre ha valorado la cercanía con sus clientes, a los que conoce por el nombre. Abrir otro establecimiento con la misma estética y los mismos productos “podría transmitir la idea de que somos otra compañía vendida al capitalismo”, admiten.

Kielsa abrió sus puertas en junio del 2000 con la vocación de suministrar medicamentos “frescos y exclusivos, que no se encuentran ni en los principales hospitales del país”. Aunque la empresa asegura mantener el nivel de calidad de sus 350,872 locales, la posibilidad de que con la apertura de un nuevo establecimiento los clientes de toda la vida crean que la empresa se ha rendido a las exigencias de lo comercial llena de recelos a sus responsables.

“Podríamos abrir la nueva farmacia en algún poblado remoto de Usbekistán, pero allí ya hay locales nuestros, y la gente que acude a ellos dirá ‘Pucta mano, ¿otra Kielsa? Se están expandiendo y no me gusta’”, razona Moisés Martínez, Gerente de Expansión de Farmacias Kielsa.

Martínez explica que la presencia constante de clientes extranjeros en las farmacias que Kielsa tiene fuera de Honduras hace temer también que se pierda “la esencia catracha”. “Pero claro, no podemos prohibir la entrada de personas que no sean hondureñas en países que no son hondureños, estaría mal visto”, concluye.

Los dueños de Kielsa planean ir “casa por casa” para consultar a su clientela “qué tal está todo” y qué les parecería si se abriera un establecimiento más.

El contenido que ofrece Honduras Today es 100% ficción. Por tanto, lo que se diga de los personajes, las marcas y las instituciones referidas en sus artículos no se corresponde con la realidad.